Las tierras de la Cense

Le Barn es un hotel que responde a un deseo : escapar

Entre los robles, los olmos y los abedules, dos amplios graneros de color rojo surgen del paisaje. En el corazón del bosque de Rambouillet, Le Barn se extiende en un terreno de más de 200 hectáreas, un lugar donde los caballos y los ciervos son reyes.

Establecido en la propiedad de La Cense, antiguo lugar de los amores escondidos de Gabrielle d’Estrées y de Henri IV, Le Barn es a la vez un lugar secreto y conectado, un lugar donde se viene a descansar, reflexionar, escuchar el canto de los pájaros y murmurar a la oreja de los caballos.

Venir a Le Barn es a la vez alejarse del mundo y sumergirse en su corazón. Relajarse a unos pocos kilómetros de París paseando en el bosque. A pie, a caballo o en bicicleta, lentamente o rápidamente.

Vivir en Le Barn

Hospitalidad

Le Barn es una libertad absoluta. La de improvisar un fin de semana al último momento (a solo 45 minutos de la capital), de dejar sus palos de golf o su bicicleta en el vestuario. La estructura de nuestro hotel es flexible, a la escucha de sus deseos, si bien vienen para descansar, reflexionar sobre el futuro o simplemente disfrutar de nuestras atenciones o de la naturaleza que nos rodea.

Vivir el Barn

Relajación

Le Barn es un un lugar que ofrece infinitas posibilidades. Su ubicación en el corazón del bosque de Rambouillet, al borde de la Vallée de Chevreuse, se transforma instantáneamente en un sitio ideal para los paseantes, los aficionados a la búsqueda de setas, los senderistas, los jinetes y los ciclistas. Cada persona vive aquí a su propio ritmo. Según sus deseos, el clima, sus encuentros o la estación.